Legisladores votarán la reforma de AMLO al outsourcing la próxima semana

En estos días los grupos parlamentarios presentarán su opinión sobre la iniciativa del presidente López Obrador. Mientras, algunos legisladores están en contacto con el Senado para facilitar el proceso para su aprobación

El dictamen sobre la reforma de subcontratación propuesta por el Ejecutivo federal estará listo para enviarlo al pleno de la Cámara de Diputados a más tardar el miércoles de la próxima semana. Patricia Terrazas, presidenta de la Comisión de Hacienda y Crédito Público, informó lo anterior y previó una discusión difícil, pero con consensos al final.

El pasado lunes la Junta de Coordinación Política de San Lázaro aprobó turnar el dictamen, aún en construcción, al pleno para ser votado esta semana. Sin embargo, habrá que esperar unos días más. La iniciativa plantea prohibir la subcontratación de personal y permitir la de servicios especializados.

El tema “estuvo muy golpeteado la semana pasada” cuando la bancada de Morena quería una aprobación fast track, comentó Patricia Terrazas en entrevista. “Les dije que había imprecisiones en la iniciativa y parece que lo entendieron”, pues ese grupo parlamentario apoyó la convocatoria a un nuevo parlamento abierto.

La diputada federal del PAN indicó que en este momento la comisión que preside y la del Trabajo están recibiendo las observaciones de los grupos parlamentarios. En comisiones unidas, ambos órganos legislativos dictaminarán la propuesta presentada el 12 de noviembre por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Una vez que cuenten con esos posicionamientos, “trabajaremos en el predictamen. Luego, citaremos a sesión de comisiones unidas quizá el próximo martes o miércoles”.

Sin lugar a dudas, la nueva regulación a la subcontratación será aprobada antes de que termine este año, aseguró Manuel Baldenebro, presidente de la Comisión del Trabajo y Previsión Social. Incluso, ya han “tendido puentes” con sus colegas en el Senado “para darle celeridad”.

Esto se suma, dijo, al diálogo que el presidente López Obrador ha tenido con el sector empresarial. “Esto es algo muy positivo, es bueno que desde ahí también se afinen detalles”.

Resultados del parlamento

En el 2012 el Congreso introdujo en la Ley Federal del Trabajo el régimen de subcontratación. Sin embargo, algunas empresas han utilizado ese esquema para evadir impuestos y obligaciones patronales. La defraudación al fisco alcanza los 21,000 millones de pesos al año, de acuerdo con la Procuraduría Fiscal de la Federación.

En el 2019 hubo una nueva reforma laboral, pero el tema de la tercerización quedó pendiente. Hasta ahora, sólo las comisiones del Trabajo en ambas Cámaras se habían encargado de analizarlo. “Nosotros lo tenemos muy manejado en lo laboral. Como ahora se toca lo fiscal, es más complicado”, consideró Baldenebro.

Por ello, pese a que ya se habían realizado dos parlamentos abiertos al respecto, fue necesario convocar a uno nuevo, explican ambos legisladores. En el foro de esta semana algunos de los puntos que más solicitó el sector empresarial fue ampliar el periodo de transición hasta 2022 y que la subcontratación laboral no desaparezca, recapituló Patricia Terrazas.

También hablaron sobre la confusión que desató la retención de 6% del IVA, legislado a finales del año pasado. Pidieron además precisar los conceptos de objeto social y de responsabilidad solidaria, agregó.

En cuanto a las penas de prisión agravada por defraudación fiscal, que muchos lo consideraron excesivo, Baldenebro se manifestó a favor. “Yo soy un voto más, pero quien violente la ley debe ser sancionado”. México, expuso el diputado, tiene un problema de impunidad, pagar una multa, después de haber tenido tantas ganancias evadiendo impuestos, “les resulta barato”.

Quienes cumplen con sus obligaciones no tienen por qué preocuparse, apuntó. Y se manifestó a favor de que dar a poyos y beneficios a las empresas que se sujetan a la ley. También coincidió con la iniciativa privada en que esta modalidad de empleo no debe desaparecer. “México no puede estar bien prohibiendo el outsourcing y resto del mundo mal porque lo permite”.

2.9 millones de trabajadores están en un esquema de outsourcing ilegal: STPS