Justifica legisladora a “muertos” que votan en consultas

muertos

Laura Polo Herrera explicó que el porcentaje de muertos a los que hace alusión el INE no es significativo pues las firmas aceptadas fueron del 83.40 por ciento

Laura Polo Herrera, diputada local de Morena, aseguró que el partido no tiene manera de comprobar si los ciudadanos que participan en las consultas ciudadanas corresponden a la credencial de elector que muestran.

“Yo fui brigadista y muchas veces llegué a un domicilio, pregunté por la persona y muchas veces me dijeron ‘nosotros le podemos decir que está de acuerdo’ y a veces tenían ahí su credencial de elector y cuando no lo encontrábamos la gente no nos dice que ya la persona falleció, sino que dicen que está trabajando o enfermo, pero que está de acuerdo en apoyar a Morena (…) muchas veces el ciudadano común y corriente no tiene esa capacidad de decidir política y jurídicamente y uno se la cree y ya lo anota”.

Esto luego de que el Instituto Nacional Electoral (INE) informó que en la iniciativa para promover la consulta popular sobre el juicio a los expresidentes se detectaron 5 mil 530 firmas de personas que fueron dadas de baja por defunción y otras más de 400 mil irregularidades.

La legisladora afirmó que este porcentaje de muertos a los que hace alusión el INE no es significativo pues las firmas aceptadas fueron del 83.40 por ciento.

“La gente que se acercó pues muchas veces llevaba una credencial de elector y si no era la suya nosotros no teníamos forma de checar que no fuera la persona o si se parece ya ven que a veces la las fotografías del INE salimos como la hormiga atómica, incluso nos aparecemos hasta a Pedro Infante; no salen buenas las fotografías del INE, entonces el 0.22 por ciento de los casos de muertitos que efectivamente dice el INE no es significativo, sino que refleja una buena voluntad, pero a lo mejor una fallita del ciudadano que llevó esa credencial del INE no es significativo”.

El sábado pasado el INE presentó ante el Senado el informe sobre la verificación de las 2 millones 538 mil 48 firmas que se entregaron para apoyar la solicitud de consulta; y en 421 mil 211 se identificaron irregularidades.