Britney Spears pierde demanda contra su padre; no volverá a actuar o cantar hasta que sea destituido como tutor

James Spears argumentó que ha hecho bien su trabajo al llevar el patrimonio a su valor actual de más de 60 millones de dólares tras haber estado en deuda y enfrentar demandas por decenas de millones

La estrella del pop Britney Spears perdió una demanda interpuesta para que su padre fuera destituido como tutor de su patrimonio durante una audiencia el pasado martes 10 de noviembre, luego de librar una larga batalla legal en la que sus seguidores y algunas otras estrellas pedían en redes sociales que la Princesa del Pop «fuera liberada» con el hashtag #FreeBritney

Según informes de los medios de comunicación, el abogado de la cantante, Samuel Ingham, argumentó que la Princesa «le tiene miedo» a su padre y no volverá a actuar ni a trabajar hasta que lo retiren del papel.

Al respecto, los abogados de Jamie Spears (su padre) afirmaron que él siempre ha actuado en el mejor interés de su hija. Spears fue nombrado tutor en 2008 después de que la vida de la estrella del pop se descontrolara y fuera hospitalizada para recibir tratamiento psiquiátrico.

La prolongada tutela del ex fenómeno del pop adolescente ha sido el objetivo de una campaña vocal #FreeBritney por parte de los fanáticos. Creen que está prisionera y envía señales crípticas pidiendo ser liberada a través de sus cuentas de redes sociales, que generalmente consisten en selfies o bailes en casa.

El 2 de noviembre, Britney Spears buscó tranquilizar a los fanáticos preocupados, publicando un video en Instagram diciendo que era «lo más feliz que ha estado en su vida». «Sé que ha habido muchos comentarios y mucha gente diciendo muchas cosas diferentes sobre mí, pero solo quiero que sepan que estoy bien», dijo la cantante en el video.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

💋💋💋

Una publicación compartida por Britney Spears (@britneyspears) el