Acuden por vacuna de influenza a Clínicas de Salud

Ciudadanos acuden a las unidades de salud para aplicarse la vacuna contra la influenza. Foto: Especial
Ciudadanos acuden a las unidades de salud para aplicarse la vacuna contra la influenza. Foto: Especial

Ciudadanos queretanos han atendido el llamado de las autoridades sanitarias del estado de Querétaro para acudir a aplicarse la vacuna contra la influenza

A pesar de que la pandemia por el COVID-19 ha disminuido las salidas de la población de sus domicilios, los queretanos han respondido positivamente al llamado de las autoridades sanitarias para prevenir la influenza.

En tres distintas visitas a la Clínica de Salud de Lomas de San Pedrito Peñuelas, ubicada en avenida Pie de la Cuesta, esquina con calle Lágrimas, realizadas en los meses de octubre y noviembre, se pudo constatar que el tiempo máximo de espera para recibir la vacuna es de 15 minutos, y en ocasiones no hay fila, por lo que quienes acuden salen pronto.

Su aplicación es totalmente gratuita y el requisito es acudir, incluso de manera anónima, y formarse en la línea de personas que la recibirán.

Al llegar a la Clínica el protocolo es el común: se comprueba que la temperatura corporal del paciente no supere los 37 grados y se le aplica desinfectante. Posteriormente, se forma en una fila en la que no se permite a más de 5 personas a la vez y a metro y medio de distancia (en caso de sumar más, el resto permanece en el exterior).

Enseguida el o la encargada del consultorio de medicina preventiva, realiza tres preguntas relativas al tema que tienen que ver con su salud; si la persona presenta Diabetes Mellitus tipo II o presión alta, se le recomienda pasar primero por el consultorio del médico para que se evalúen sus posibilidades.

Lo que sí representa una negativa para aplicar dicha vacuna es que el paciente tenga algún tipo de resfriado o tos, o haya presentado síntomas de infección o alta temperatura en los últimos 14 días. Es en este caso de que, para recibir la vacuna, el paciente debe ser derivado con un médico de la institución y conseguir por escrito una autorización de diagnóstico de factibilidad.

“Yo vine la semana pasada a traer a mi mamá, y tuvo temperatura (…) entonces nos mandaron con el doctor, pero estaba lleno hasta ayer. Venimos a ver si nos la ponen a las dos, porque no hubo consultas antes”, señaló Alejandra Mendieta, quien estaba en espera.

A protegernos contra la Influenza: Alfredo Botello