Guarderías del IMSS recibirán a hijas e hijos de hombres afiliados

Guarderías

La red de guarderías públicas del IMSS sólo recibía a niñas y niños de madres trabajadoras; ahora garantizará este este servicio sin distinción de género para todos sus derechohabientes

Este miércoles entró en vigor el derecho de los trabajadores inscritos en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) para inscribir a sus hijas o hijos en las guarderías del organismo. Sin embargo, todavía habrá que esperar a que el organismo diseñe un programa piloto para su incorporación gradual.

El IMSS promulgó este miércoles en el Diario Oficial de la Federación el decreto por el que se reforman los artículos 201 y 205 de la Ley del Seguro Social para ampliar este derecho a los padres trabajadores. La reforma fue aprobada por la Cámara de Diputados y el Senado por unanimidad hace unos días.

Los cambios señalan que las hijas e hijos de “las personas trabajadoras” serán cuidadas en las guarderías durante la jornada laboral. Hasta ahora, ese seguro sólo estaba disponible sin restricción para las madres empleadas. Para que los hombres pudieran usarlo, debían estar en condición de viudez o divorcio. Además, tenían que contar con la guardia custodia.

La ley fue concebida de esta manera porque quienes la crearon suponían que “en el hogar del trabajador asegurado exclusivamente la madre de sus hijos tiene el deber de dedicarse de tiempo completo a su cuidado”, expresó la Comisión de Seguridad Social del Senado en el dictamen aprobado. Es decir, se daba por hecho que una mujer en su casa atendería a los hijos o hijas.

Si a las trabajadoras se les concedía el seguro de guardería es porque sería difícil que alguien se encargara de su familia si no estaban ellas en casa. La motivación de las iniciativas, pues fueron varias en el mismo sentido, fue fomentar la “corresponsabilidad de los padres”. También, permitir que las mujeres “compartan su tiempo en otras actividades productivas”.

Crece demanda de guarderías

El artículo primero transitorio del decreto indica que esta disposición entra en vigor este jueves. Sin embargo, el artículo segundo señala que el instituto, “con sujeción a las disponibilidades presupuestales”, realizará la incorporación gradual. Y para ello elaborará “previamente un programa piloto para medir los impactos de éste en los servicios y operación”.

Actualmente, el IMSS tiene una red de 1,141 guarderías en todo el país, según información del organismo. En esos centros cuidan a más de 210,000 niñas y niños sólo de las madres trabajadoras. El presupuesto asignado para este año es de más de 12,482 millones de pesos.

En el 2018, el instituto contaba con 1,386 estancias, “con capacidad de 243 mil 130 lugares”, según el informe Memoria documental Guarderías del IMSS. El gasto que ejerció ese año fue de más de 11,908 millones de pesos.

“El aumento de la participación de las mujeres en la fuerza laboral ha provocado un cambio social, político y económico en México”. Es decir, un mayor requerimiento de este servicio, indica el documento. Y ahora se sumarán las hijas e hijos de los trabajadores.

Hace dos años el IMSS proyectaba una “demanda potencial” de más de 1 millón de espacios. Considerando la oferta en ese momento, “la brecha de cobertura entre la demanda potencial y la oferta real es de 77%”, señala el reporte.

En la Cámara de Diputados se han presentado iniciativas para crear el sistema nacional de cuidados. De llevarse a cabo, el Estado tendrá la obligación de garantizar que la niñez sea atendida.

Prestación de servicio en marcha

El IMSS tiene inscritos al servicio de guardería a 14 mil 983 hijos e hijas de padres trabajadores a quienes otorgó la prestación que hasta hace unos años sólo era para las madres trabajadoras.

El director general del IMSS, Zoé Robledo, destacó en conferencia de prensa que este es un acto de justicia e inclusión, que si bien recién esta semana fue promulgada la reforma, “nosotros no nos esperarnos a que entrara en vigor el día de su publicación”.

El funcionario afirmó que si bien en el pasado el servicio de guarderías planteaba una idea de solidaridad, era profundamente discriminatorio porque establecía un principio de rol de género, en el cual el padre era el que trabajaba y necesariamente había una madre que podría hacerse cargo de los hijos.

Por ello, dijo, este es un día de justicia para evitar la discriminación a los varones, pues hay diversos tipos de familias con padres solteros, viudos o divorciados que se hacen cargo de sus hijos, “pero también de manera muy importante, para ya superar esa idea de que el papel de la mujer está necesariamente siempre en el hogar”.

Asimismo, sostuvo que ello implica una mayor demanda de los servicios de cuidado infantil, por lo que “se va incrementar la necesidad de tener espacios de guarderías, por lo que se está planteando un nuevo modelo de guarderías».

Con información de El Economista