Mujeres mexicanas, con dos trabajos: la casa y un empleo pagado

Mujeres

Las mujeres realizan más trabajo, más precario, menos especializado y con menor remuneración y ocupan las plazas de menor rango

Las mujeres destinan casi 78 horas al trabajo: la mitad en sus empleos y la otra mitad en trabajo doméstico. Si se considerara una jornada nocturna de ocho horas por día y descontando el tiempo que las mujeres destinan a estas actividades, en México el promedio de tiempo libre que tiene una mujer es de un día y 10 horas. Para los hombres este tiempo libre ascendería a dos días completos y una hora más.

Las mujeres no solo dedican mucho más tiempo de sus días al trabajo doméstico no remunerado en comparación con sus pares hombres; las mujeres en general trabajan más. La problemática de la brecha de género en labores del hogar y cuidados no sólo implica que en promedio las mujeres pierden casi tres veces más tiempo que los hombres para limpiar sus hogares o cuidar a sus hijas e hijos, adicionalmente, mientras los hombres gozan de tiempo libre para el esparcimiento y cuidado personal, las mujeres ocupan prácticamente todo su tiempo a actividades laborales o sociales para otras personas.

El fenómeno es conocido como sobrecarga laboral o doble jornada y refleja cómo, efectivamente desde el 2000, son cada vez más las mujeres que tienen un empleo remunerado fuera de casa, pero al mismo tiempo siguen siendo las responsables de las actividades del hogar casi en la totalidad. De acuerdo con cifras de la Encuesta Nacional sobre el Uso del Tiempo (ENUT), las mujeres mexicanas trabajan 37.9 horas cada semana para el mercado con un pago y adicionalmente destinan 39.7 horas a las labores dentro de sus viviendas sin recibir un ingreso por ese trabajo; las cifras para los hombres son de 47.7 y 15.2 horas semanales respectivamente.

Mujeres trabajan 7.6 horas más que los hombres en Querétaro: INEGI