FIL Guadalajara 2020 será virtual por única ocasión

Guadalajara

Será la primera vez que el encuentro literario más importante de Iberoamérica no se efectúe de manera presencial

Este viernes la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL Guadalajara) anunció que, por las previsiones de la pandemia por la transmisión Covid-19, la edición 34 no podrá llevarse a cabo de manera presencial, por lo que será la primera vez que la FIL no se realice en la Expo Guadalajara.

En cambio, anunció Raúl Padilla López, presidente del encuentro, la FIL emigrará por única ocasión al formato digital, cuyas actividades se llevarán a cabo del 28 de noviembre al 6 de diciembre, con contenidos digitales, literarios, académicos y de divulgación científica que se transmitirán en la página en línea y en las redes sociales de la FIL, así como en canales de televisión abierta.

“Ha sido un año realmente difícil en todos los ámbitos de la vida pública. Para la FIL Guadalajara ha sido de contrastes. Por un lado, el próximo 16 de octubre tendremos la distinción de recibir el Premio Princesa de Asturias en Comunicaciones y Humanidades. Por otro, es el año de la pandemia que nos ha impuesto nuevas formas de relacionarnos y cuyas repercusiones han afectado a toda la cadena del libro y la FIL Guadalajara no es la excepción. Nuestra responsabilidad como comité organizador es garantizar la salud y la seguridad de las personas. Y la realidad nos obliga a omitir la parte presencial y enfocarnos en el formato virtual. Estamos ciertos de que aún así la FIL seguirá siendo una fiesta de la lectura, una seña de identidad para Guadalajara y México, así como un referente cultural en todo el mundo”, anunció Padilla López

Explicó que por todo lo sucedido, este año la FIL Guadalajara tendrá un déficit de entre 24 y 28 millones de pesos. Sin embargo, destacó “la solidaridad de prácticamente todos nuestros auspiciadores y patrocinadores, a excepción del gobierno federal, del que este año no vamos a tener un solo centavo por la política de recortes; pero fuera de eso, todos nuestros auspiciadores locales y patrocinadores comerciales se mantienen con nuestra feria, por lo cual el déficit será mayor”. Añadió que la feria prevé recuperar ese déficit en dos o tres años.

En cuanto al ámbito profesional y de negocios, el comité de organización creó herramientas para apoyar a los expositores registrados en 2019 y 2020. Una de ellas es el mercado de libros, dijo, que desde la página en línea de la FIL permitirá que los lectores lleguen a los títulos de los sellos editoriales que habitualmente participan en la feria mediante sus tiendas o librerías físicas y en línea.

Agregó que de forma paralela se creó la plataforma FIL Negocios, a través de la cual los profesionales podrán acceder a diálogos, estadísticas y notas relacionadas con la industria editorial, además de generar, mediante un catálogo vivo de derechos de autor y un directorio de agentes, editores y otros actores de la cadena el libro, intercambios comerciales con sus pares de otros países.

Padilla precisó que para la FIL Niños el equipo organizador diseñó 10 talleres que se ofrecerán en línea y tendrán diversas sesiones a lo largo de los nueve días de la feria. Para este taller, los pequeños participantes recibirán una caja con los materiales que vía remota trabajarán con los talleristas.

La información a detalle y el programa general se presentarán a finales de octubre.

Por su parte, el invitado de honor programado para esta edición, el emirato de Sharjah, en acuerdo con la FIL ha reprogramado su participación para la edición 36, que se llevará a cabo del 26 de noviembre al 4 de diciembre de 2022.

“Ha habido una serie de rebrotes en la mayoría de los países, particularmente en Europa, que han hecho imposible que varias de las casas editoriales de ese continente puedan venir a México por las condiciones sanitarias y las restricciones que tienen de vuelos. Aunque podemos considerar que México se encuentra en una especie de meseta, porque en las últimas semanas ya no ha habido un incremento mayúsculo de contagios, no hay una curva de descenso, y con mucha tristeza tenemos que decir que es la misma situación para el estado de Jalisco”, añadió Padilla López.

El dinero que han pagado los expositores por su participación, anunció, les será devuelto “hasta el último centavo”. En apoyo a la industria editorial, hizo un exhorto a todas las universidades e instituciones culturales del país a no recortar los programas de adquisiciones.

Por su parte, Marisol Schulz Manaut, directora general de la FIL Guadalajara, calificó esta como una decisión “muy sensata, muy responsable, pero muy dolorosa”.

“Nunca lo virtual va a suplir a lo presencial. La FIL es una gran fiesta del libro donde año con año nos encontramos con los editores de 48 países, donde la gente que vivimos del mundo del libro volvemos a ver caras amigas. Esta decisión de no llevar a cabo la FIL Guadalajara de manera presencial no solamente afecta a la industria editorial sino a muchos otros sectores de Jalisco: el sector turístico, el hotelero. Es decir, son muchos aliados que se ven afectados por esta decisión, que no es más que una decisión a la que nos obliga la emergencia sanitaria”, afirmó la directora.

Explicó que el programa profesional estará enriquecido por conversaciones de actores de la industria editorial internacional. Año con año, la FIL tiene la presencia de cerca de 20,000 profesionales del libro que, en su gran mayoría no podrían viajar al encuentro, por lo que ya se llevaba adelantado un trabajo para el programa virtual.

“Estamos afinando el programa porque seguíamos con la esperanza de tener una feria presencial. Al mismo tiempo que daremos a conocer el programa general de contenidos, tanto literarios, académicos y científicos; también haremos posibles los diálogos de la industria”.

Explicó que a partir del 15 de octubre estará lista, para expositores que hayan estado presentes en el 2019 y aquellos que se registraron para esta edición, una sección llamada Mercado de libros, a través de la cual podrán vender sus ejemplares.