Diócesis de Querétaro, en proceso de conformar equipo de sacerdotes Covid

Covid

La intención es elegir a dos sacerdotes por decanato, es decir, que 24 curas en el estado brinden el servicio de acompañamiento espiritual a enfermos de Covid

Con el objetivo de dar acompañamiento espiritual a las personas que se han contagiado de Covid-19 y que requieren de una dirección pastoral, el vicario y vocero de la diócesis de Querétaro Martín Lara Becerril, informó que conformarán un equipo de sacerdotes Covid.

“Los vamos a capacitar en las medidas sanitarias para que puedan atender a las personas que estén enfermas de Covid, ya tenemos los candidatos. Hasta este momento no tenemos una atención específica para estos enfermos, pero vemos que es necesario hacerlo porque esta pandemia llegó para quedarse y la tendremos presente, no sabemos cuánto, pero toda la vida habrá personas enfermas de Covid, entonces, tenemos que crear este servicio para poderlos atender”, señaló.

La intención es elegir a dos sacerdotes por decanato, es decir, que 24 curas en el estado brinden este servicio.  

Por el momento, solo acudirán a los hogares, que es donde se podría tener condiciones de mayor control sanitario.

“En cuanto a los hospitales estamos viendo que no son viables las condiciones de salud, prácticamente entra el personal médico y punto; los que están intubados es realmente muy difícil la atención espiritual, dado que están ya en coma inducido; oramos por ellos, evidentemente que sí, pero una atención directa en unas circunstancias así parece no tan prudente”, precisó.

Por el momento, dijo, la Iglesia sigue orando por todos los enfermos de esta pandemia y por sus familias; sin embargo, reiteró la necesidad de esta guía espiritual ante el sufrimiento que se vive en el marco de la contingencia.

“Hay que tener en cuenta que el sufrimiento es tremendo e impactante y el miedo de pensar que mi familiar está enfermo al filo de la muerte y ¿cuántos más nos vamos a contagiar?, es una situación emocional muy dura y muy difícil. Los familiares han pedido mucha oración y varios de ellos la dirección espiritual, que es lo propio del sacerdote, es decir, el diálogo para estar con ellos y animarlos en estos momentos difíciles”, culminó.