Gobernador de Querétaro advierte que «la clase media está en peligro de extinción»

El gobernador de Querétaro, Francisco Domínguez Servién, enfatizó que la pandemia se sumó a la destrucción de la confianza y la demolición tanto la convivencia como de la unidad nacional

Previo al cierre de la sesión solemne del Congreso Local, el gobernador del estado de Querétaro, Francisco Domínguez Servién, refrendó su compromiso de redoblar sus esfuerzos para anteponer el interés público y generar bien común con su trabajo.

“A todas las personas que hoy se sienten abrumadas. Que se encuentran extraviadas en esta densa oscuridad. A quienes consume la decepción, les digo que sí hay de otra; saldremos adelante; Querétaro seguirá siendo ejemplo para el país, porque nada nos detendrá y vendrán tiempos mejores”.

Domínguez Servién consideró que el país vive momentos de incertidumbre, pues la gente sufre, está angustiada, llora; “hay un sentimiento de abandono que recorre la nación; se intuye improvisación, desconexión, escasez de creatividad y de autocrítica”.

Recordó que 12 millones de personas entrarán este año a la pobreza y que la clase media está en peligro de extinción; además, “20 millones de empleos se evaporaron en el país, y con ellos, desaparecieron los sueños de bienestar de buenas personas que sólo desean trabajar, estudiar, esforzarse”.

Agregó que han enfermado más de 720 mil personas y el virus se ha llevado a más de 76 mil mexicanos, de acuerdo con cifras oficiales, de modo que “ya rebasamos por mucho el más catastrófico de los escenarios”.

Ante esa realidad considero que es momento de corregir; “no podemos eludir la magnitud del daño. La pandemia aceleró un proceso que arrancó con la destrucción de la confianza y a su lado vino la demolición de la convivencia y la unidad nacional”, dijo.

El gobernador señaló que las y los queretanos saben que el futuro nunca llega solo: se construye; “no queremos que nadie nos regale nada: solo que no obstaculicen nuestro avance, porque nosotros elegimos un porvenir brillante de bienestar, pavimentamos esa ruta con estudio, con trabajo y con esfuerzo.

Por último, Domínguez Servién exhortó a la ciudadanía del estado a mantenerse unida, hombro con hombro, cerrando filas; “unidos, digamos con voz alta y orgullosa: ¡sí hay de otra! Unidos, exclamemos fuerte: ¡se puede estar mejor! Unidos, recordemos a México que Querétaro es grande, muy grande; porque aquí se independizó la Patria, aquí se escribió la Constitución y aquí, no lo olviden, día a día se construye un México mejor”, exclamó.

Todos los policías queretanos pasaron pruebas de control de confianza: gobernador