Lucha contra narcotráfico es responsabilidad compartida: México a EUA

El Gobierno de México negó que haya reducido sus acciones contra el narcotráfico y la delincuencia organizada, tal como lo aseguró el presidente de Estados Unidos, Donald Trump

El gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador negó haber disminuido sus acciones contra las drogas y esfuerzos permanentes para desmantelar a las redes del narcotráfico y delitos conexos, como aseguró el presidente de Estados Unidos, Donald Trump. El gobierno mexicano argumentó que por interés propio ha enfrentado a la delincuencia, pero requiere de la colaboración internacional.

Cabe destacar que la semana pasada el mandatario estadounidense dijo que México debe hacer más contra el narcotráfico, y amenazó al país con penalidades si no hace esfuerzos mayores para combatir al narcotráfico.

«A menos que el gobierno mexicano demuestre un progreso sustancial el próximo año, respaldado por datos verificables, México correrá un grave riesgo de que se descubra que no ha cumplido de manera demostrable sus compromisos internacionales de control de drogas”, sostuvo Trump.

En ese marco, mediante un comunicado conjunto entre las secretarías de Seguridad y Protección Ciudadana, y Relaciones Exteriores, el gobierno mexicano negó haber bajado la guardia, explicó su estrategia contra la criminalidad, y ofreció datos de este año sobre decomisos de sustancias prohibidas y de dinero a la delincuencia organizada.

Sostuvo que del 1 de enero al 16 de septiembre de 2020 se eliminaron mil 813 hectáreas de marihuana y 9 mil 943 hectáreas de amapola; se aseguraron 185 kilogramos de marihuana; 20 mil 069 kilogramos de cocaína; 315 kilogramos de heroína; 260 kilogramos de goma de opio; 19 mil 079 kilogramos de metanfetamina y mil 040 kilogramos de fentanilo.

Argumentó que como parte de su plan de debilitamiento financiero de los grupos criminales, aseguró 12 millones 121 mil 742 dólares y 101 millones 045,190 pesos mexicanos, “sin contar las acciones de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, como el operativo “Agave Azul” que permitió el bloqueo de cuentas de personas vinculadas al Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG)”.

Mencionó que la “nueva visión” del gobierno federal en materia de política de drogas se basa en cuatro ejes: “(1) enfrentar el fenómeno de la inseguridad desde su raíz, mediante programas para el mejoramiento de las condiciones de empleo, educación, salud y bienestar en zonas rurales y urbanas; (2) reducir la oferta de drogas, con acciones para trastocar la cadena de producción, tráfico y comercialización de drogas, a la vez de atacar las estructuras de las organizaciones criminales hasta lograr su desmantelamiento; (3) evitar y prevenir el consumo de drogas y abordar las adicciones mediante programas de educación, tratamiento, rehabilitación y reinserción y (4) reorganizar y fortalecer las instituciones y su marco jurídico, el combate a la impunidad y la corrupción y el respeto a los derechos humanos”.

Apuntó que su prioridad ha sido el problema de las drogas por interés propio, pero es un problema que requiere de la cooperación internacional.

Planteó que el gobierno de México colabora con la Oficina de las Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito (ONUDD) en el desarrollo de los proyectos MEXK54 “Sistema de monitoreo de cultivos ilícitos en el territorio mexicano” y MEXW34 “Fortalecimiento del proceso de recolección de datos de actividades de erradicación”, los cuales dijo que reflejan una mayor erradicación de plantíos ilícitos y una estimación menor de la existencia de estos dentro del territorio nacional.

Recordó que México y Estados Unidos forman parte desde agosto del año pasado del Grupo de Alto Nivel de Seguridad (GANSEG) como un canal único para atender prioridades comunes de seguridad, las cuales se atienden mediante el Subgrupo Binacional de Política de Drogas al interior.

“Se han realizado un aproximado de 30 reuniones de coordinación interinstitucional entre homólogos de México y Estados Unidos, así como con representantes de la ONUDD, con el propósito de avanzar asuntos prioritarios contra las drogas, como el fortalecimiento de las capacidades operativas para la detección de sustancias ilícitas”, apuntó.

Destacó que el GANSEG “ha permitido importantes avances cuantitativos y cualitativos en la cooperación bilateral contra la delincuencia organizada transnacional, como el análisis conjunto de rutas de tráfico desde y hacia México; la identificación y desarticulación de redes criminales; la mitigación y monitoreo de fentanilo y otras drogas sintéticas. También ha impulsado acciones tendientes a la identificación y destrucción de laboratorios de drogas sintéticas, la estandarización de las metodologías para el análisis de sustancias y precursores químicos y la realización de diagnósticos sobre el uso de fentanilo y otras drogas sintéticas”.

No responderemos al narcotráfico con estridencias: Durazo