La muerte de un menor por Covid-19 es grave por lo que simboliza para toda una comunidad: Vocería

muerte

El Vocero Organizacional, Rafael López González, aseguró que todos los fallecimientos representan una pérdida irreparable, pero cuando se trata de la pérdida de infantes, «el hueco se hace más hondo»

Este viernes, en la emisión de la Vocería Organizacional de Querétaro, se informó que en la presente semana se registró el lamentable primer fallecimiento en la entidad por Covid-19, de un pequeño con 10 años de edad.

En su mensaje, el Vocero Organizacional, Rafael López González, aseguró que para Gobierno del Estado todos los fallecimientos representan una pérdida irreparable, pero cuando se trata de la pérdida de infantes, “el hueco se hace más hondo, el dolor tiene otra intensidad y la preocupación crece”, reconoció.

Agregó que para quienes “comenzaron a realizar reuniones, e incluso se encuentran haciendo planes para septiembre, cumpleaños, comidas, posadas y fiestas de fin de año”, quizá represente poco la muerte de un infante, pues al parecer, añadió “ya se acostumbraron a las 8.5 defunciones diarias en promedio”.

Sentenció que la muerte de un menor por COVID-19 es grave “por lo que simboliza para toda una comunidad”.

En la emisión de este viernes, también se habló sobre la determinación del Comité Técnico de Salud, de abrir nuevas actividades.

Detalló que las mismas no suponen un riesgo nuevo para los queretanos, siempre y cuando se pongan en práctica los conocimientos aprendidos para no contagiarse en presencia del virus, haciendo hincapié en que sigue siendo vital respetar las principales medidas sanitarias.

Finalmente llamó a todos a mostrar unidad para “dar paso al segundo tramo de la batalla”, y erigir a Querétaro “como el estado mexicano capaz de ponerse de acuerdo y cosechar logros con el esfuerzo de todos”.