Estados Unidos autoriza uso de plasma sanguíneo para tratar el COVID-19

La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos dio su visto bueno para la utilización de plasma sanguíneo en el tratamiento de pacientes con COVID-19

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, celebró el día de ayer 23 de agosto, la autorización por parte de la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, por su sigla en inglés) de un tratamiento contra el coronavirus que usa plasma sanguíneo de pacientes recuperados, un día después de acusar a la agencia de impedir el visto bueno a vacunas y terapias por razones políticas.

Apenas unos minutos antes del inicio de la rueda de prensa del presidente, la FDA había anunciado que daría esta autorización, que está bajo su responsabilidad y no de la del jefe de Estado.

Criticado por su manejo de la pandemia del nuevo coronavirus, Trump busca relanzarse confiando en los avances terapéuticos, incluso si no se esperan tratamientos o vacunas efectivos antes de las elecciones presidenciales del 3 de noviembre.

La transfusión de este plasma, que contiene anticuerpos, está destinada a permitir a los pacientes eliminar el virus más rápidamente y limitar el daño al organismo.

Aunque el tratamiento ya ha producido resultados, aún se debate su eficacia exacta y si presenta riesgo de efectos secundarios y de transmisión de agentes infecciosos.

El presidente calificó el anuncio como un “avance histórico” para el tratamiento de la covid-19, que probablemente “salvará un número considerable de vidas”.

Pero la FDA ya autorizó la transfusión de plasma de personas recuperadas del coronavirus en determinadas condiciones, como parte de ensayos clínicos o para pacientes en circunstancias desesperadas.

Más de 70 mil pacientes ya han recibido una transfusión de plasma extraído de personas convalecientes, según el secretario de Salud de Estados Unidos, Alex Azar.

La autorización emitida el domingo permitirá ampliar la población de pacientes susceptibles de recibir una transfusión.

Trump pidió a las personas recuperadas del coronavirus que donen su plasma a través de una plataforma nacional en línea.

El tratamiento con plasma ya ha sido autorizado en Francia, Suiza, Cuba y China.

Gobernador Francisco Domínguez, primer donador de plasma en Querétaro