¿Qué son los retiros parciales por desempleo?

desempleo

Para el 30 por ciento de los trabajadores formales, la cuenta de las Afores constituye el principal patrimonio con el que cuentan, por lo que recurrir a éste en tiempos de crisis es natural

En México no existe un seguro de desempleo al que puedan acceder los trabajadores en caso de perder la fuente de ingresos. Por tanto, en tiempos de dificultades económicas, como el que vivimos por la pandemia de Covid-19, los retiros parciales por desempleo del saldo de la cuenta que permiten las afores se han convertido en una herramienta a la que han recurrido ya cientos de miles de trabajadores.

Es importante recordar que para 30 por ciento de los trabajadores formales, la cuenta de las Afores constituye el principal patrimonio con el que cuentan, por lo que recurrir a éste en tiempos de crisis es natural.

En este sentido, según los datos reportados por la Consar hace unos días, de enero a julio del 2020 cerca de 1 millón de trabajadores han optado por retirar saldo de su Afore para afrontar el desempleo. Se han retirado más de 10,000 millones de pesos, lo que constituye una cifra alta en términos absolutos, pero controlada cuando se vislumbra en términos relativos y se compara con los 4 millones de millones de pesos que representan la totalidad de los ahorros de los trabajadores administrados por el SAR.

Aunque los retiros podrían todavía seguir aumentando con el paso de los meses, ya que —como lo han previsto tanto las autoridades como los organismos internacionales— la recuperación económica en el país será lenta. Los analistas encuentran que, en el peor escenario, 1.5 millones de trabajadores podrían recurrir a estos retiros. Esto representaría una proporción muy pequeña de los recursos con los que cuenta el sistema, por lo que no existe riesgo alguno de liquidez o de descapitalización.

No hay motivos para alarmarse. La posibilidad de hacer este retiro es un derecho de las y los trabajadores y la sugerencia sería solamente que quien se vea en la necesidad de hacer uso de estos recursos, realice un esfuerzo por restituir los fondos en cuanto les sea posible para evitar un mayor impacto en el monto de la pensión a la que se accederá al retirarse y recuperar las semanas de cotización que se restan con esta disposición.

De acuerdo con información del Gobierno Federal, el retiro por desempleo es un trámite mediante el cual «el trabajador puede hacer un retiro parcial de su cuenta individual por situación de desempleo», en dos modalidades:

  1. Modalidad A: 30 días de su último Salario Base de Cotización con un límite de 10 Unidades de Medida de Actualización.
  2. Modalidad B: Lo que resulte menor entre 90 días del Salario Base de Cotización del trabajador en las últimas 250 semanas o las que tuviere y el 11.5 % de los recursos acumulados en la subcuenta de Retiro, Cesantía en edad avanzada y Vejez (RCV).

Los requisitos para realizarlo son:

  • Tener al menos 46 días en situación de desempleo.
  • Tener una cuenta individual registrada en una AFORE.
  • No haber ejercido este derecho durante los 5 años anteriores al trámite.
  • Contar con con un Expediente de Identificación del Trabajador actualizado y con un Enrolamiento Biométrico que será generado por la AFORE con información del trabajador, su identificación oficial, su comprobante de domicilio y y la captura de sus huellas digitales (véase “Generación de Expediente de Identificación del Trabajador”).
  • Para ejercer la Modalidad A, el trabajador deberá tener una cuenta individual con al menos tres años de haber sido abierta y un mínimo de doce bimestres de cotización acreditados en dicha cuenta.
  • Para ejercer la Modalidad B, el trabajador deberá tener una cuenta individual con 5 años o más de haber sido aperturada.

Sin embargo advierte:

  • Al realizar un retiro parcial por desempleo, el IMSS efectuará un descuento de semanas cotizadas que será proporcional al monto de los recursos retirados de la subcuenta de RCV. Las AFORE deberán asegurarse que el trabajador conozca las implicaciones de realizar este tipo retiro y manifieste que está consciente de ellas en el anexo de la solicitud. Las semanas cotizadas podrán ser recuperadas realizando aportaciones parciales o totales a dicha subcuenta.
  • Para el caso de los trabajadores que obtengan el derecho a retirar los recursos en mensualidades, la AFORE entregará los recursos correspondientes a la primera mensualidad (la cual podrá ser por un monto de 30 días de su último Salario Base de Cotización a solicitud del trabajador) y las AFORE deberán cerciorarse del estado de desempleo del trabajador, previo a realizar el pago de cada mensualidad subsecuente. Es recomendable que el trabajador solicite información sobre las fechas de los próximos pagos para que, en caso de persistir el estado de desempleo, pueda enterarlo a la AFORE y tramite el pago correspondiente.
  • Para que el trabajador pueda recibir los pagos subsecuentes debe acudir a la AFORE dentro de los 5 días previos o posteriores a la fecha de pago para manifestar, bajo protesta de decir verdad, que aún se encuentra desempleado para que pueda recibir los pagos subsecuentes. En caso de que tenga descargada la aplicación AFORE Móvil podrá manifestarlo sin la necesidad de acudir a alguna sucursal.
  • En los casos en que el trabajador tenga derecho a la Modalidad B, solicite que el primer pago sea equivalente a 30 días de su último Salario Base de Cotización y el monto remanente a pagar sea menor o igual al 20 por ciento del pago total, las AFORE podrán pagar todo el remanente en una segunda exhibición, siempre que así lo manifieste el trabajador.
  • El pago de las mensualidades subsecuentes de la modalidad B se suspenderá si el trabajador se reincorpora al Régimen Obligatorio de la Ley del Seguro Social o si traspasa su cuenta a otra AFORE antes de cumplirse los pagos.
  • El trámite de Pre-solicitud de Retiro Parcial a través del portal e-SAR es necesario a partir del 26 de noviembre de 2018.

Para información detallada sobre el trámite, da clic aquí

Con información de El Economista

Retiros por desempleo se duplican en junio; sumaron mil 856 millones de pesos