Una infamia, los dichos de Emilio Lozoya: gobernador de Querétaro

El gobernador de Querétaro, Francisco Domínguez Servién, aseguró que detrás de las acusaciones en su contra de supuestos actos de corrupción hay una intención partidista y política

Los dichos del exdirector general de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya Austin, son una infamia, sostuvo el gobernador del estado de Querétaro, Francisco Domínguez Servién, quien acusó que, en torno al tema, hay una intención partidista, política y que no se trata de una cuestión legal.

Al acompañar al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, en su conferencia de prensamatutina -realizada en las instalaciones de la 17ª Zona Militar, en la capital queretana-, el mandatario estatal enfatizó que “este será el único posicionamiento público que daré”, a propósito de los supuestos sobornos que entregó Lozoya Austin a los entonces legisladores para votar a favor de la reforma energética.

“Lozoya ha pretendido involucrarme, con una bajeza inaudita, en actos de corrupción. Ha aportado solo sus dichos, que valen lo que su prestigio: nada. De manera perversa se filtró un video en donde aparece una persona en la que deposité mi confianza y que me acompañó por años. Lo removí de su cargo y di parte a las instancias correspondientes para que él, a su vez, apele lo que a su derecho convenga. Por mi parte, no tengo nada que temer. Nada de qué avergonzarme, ni nada que ocultar”, puntualizó.

Domínguez Servién indicó que votó a favor de la reforma energética por convicción y no por dinero; además de que siempre ha estado convencido de que esta era benéfica para el país y que, por lo tanto, su trabajo como legislador fue dar al país el marco legal para la reforma y no su implementación u operación.

Agregó que, si fuera cierta la “calumnia”, no habría presentado 807 reservas y modificaciones a la reforma del gobierno; no se le habría retirado el control al Consejo de Administración de Pemex, ni quitado cinco asientos al sindicato petrolero.

“Sacar al sindicato no solo incomodó al gobierno, sino que detonó amenazas contra mi vida. Si fuera cierta la calumnia, no habría propuesto la creación de un fondo petrolero, con recursos etiquetados, para asegurar la transparencia y evitar el saqueo que después se dio”, dijo.

Añadió que no se puede creer en la palabra de un “delincuente confeso”, además de que no busca la protección a cambio de inventar falsedades.

“Atacan a un gobernador de oposición bien calificado. (…) Doy la cara y defenderé mi nombre. Seguiré trabajando sin pausas, sin distracciones, enfocado en dar resultados a las y los queretanos”, manifestó, al tiempo que destacó mienten porque la entidad no tiene observaciones de la Auditoría Superior de la Federación, ni de la Secretaría de la Función Pública Federal; no existe deuda, hay empleo y buenos salarios y la entidad es ejemplo de crecimiento.

“Somos gente de trabajo, de esfuerzo y de palabra. Por eso nos atacan. Y habrá una elección”, resaltó.

Gobernador se desmarca de funcionario presuntamente vinculado al caso Emilio “L”