Renovarse o morir: comerciantes

comerciantes

Comida, cubrebocas y artículos de limpieza son los productos que mantienen las cuentas de locales comerciales en el Centro Histórico

Ante la contingencia sanitaria, muchas personas tuvieron que cambiar el giro de su negocio para sobrevivir y no tener que cerrar definitivamente.

Martha Alicia Ortega Ruiz tenía 10 años vendiendo zapatos escolares, pero ahora por la contingencia sanitaria del Covid-19 su negocio, que se ubica sobre la calle Corregidora, se convirtió en un local de venta de comida para llevar.

“Era renovarse o morir; a nosotros no se nos autorizó reactivar las actividades porque la venta de zapatos y uniformes escolares no es una necesidad esencial, entonces tuvimos que dejar de lado ese negocio y reinventarnos”.

Reconoce que el giro que dio no tiene nada que ver, pero como los niños, jóvenes y adolescentes no regresarán a clases presenciales, nadie está comprando ropa o calzado.

“No hemos dejado como tal el negocio de la venta de uniformes y zapato escolar, solo lo hemos dejado de lado por un rato y para no tener que cerrar definitivamente tuvimos que ideárnosla para seguir generando ingresos”.

Pedro Damián Ortiz Lugo tiene un estudio de tatuajes y ‘piercings’ sobre avenida Universidad, pero como es considerada una actividad no esencial, no le han permitido abrir, por lo que ahora se dedica a la venta de cubrebocas.

“La verdad es que nos vimos en la necesidad de cambiar de giro, al menos durante el tiempo que dure la contingencia, porque si nos esperamos a que el semáforo cambie, vamos a tronar y no tendríamos ni para comer o pagar la renta”.

Aunque en ocasiones sí han acudido clientes para que les ponga un tatuaje, Pedro no se ha querido arriesgar a hacerlo, porque podría perder su licencia de funcionamiento.

Martina Reséndiz Frías tiene un negocio de venta de ropa interior en la calle Hidalgo, pero desde que se retomaron algunas actividades no esenciales no ha vendido como antes lo hacía y ahora también vende productos de limpieza.

“Las ventas no han estado muy bien desde que inició todo esto del coronavirus, por eso es que ahora incluimos algunos productos de limpieza para vender y la verdad es que la cuenta ha salido con lo que vendemos de estos productos”.

Negocios cambian de giro para sobrevivir: Canaco