Por confinamiento y diferencias familiares jóvenes salen de sus hogares

El presidente de SOS Discriminación Internacional Querétaro aseguró que los jóvenes que salen de sus hogares se refugian con familiares, amigos o con quienes pueden llevarse de una mejor manera a pesar de las diferencias

El confinamiento en los hogares, derivado de la pandemia por Covid-19, ha afectado a los jóvenes, quienes han optado por salir de sus viviendas al enfrentar, durante una convivencia extendida, diferencias con sus familiares porque no los aceptan por su forma de vestir, de pensar o por su preferencia sexual.

Así lo dijo el presidente de SOS Discriminación Internacional Querétaro, Manuel Edmundo Ramos Gutiérrez, quien precisó que los jóvenes que salen de sus hogares se refugian con familiares, amigos o con quienes pueden llevarse de una mejor manera a pesar de las diferencias. Indicó que, en algunos casos, los jóvenes se ausentan hasta por dos meses y luego regresan a su casa.

“Esto les permite repensarse qué es lo que está pasando con ellos, qué está pasando con sus familias, esperando que, al empezar a vivir la nueva normalidad de otra manera, pues también las familias puedan reencontrarse. (…) Al regresar, ya con un análisis de su situación, pueden hablar de otra manera con las personas, con la familia, porque ya estando fuera puedes ver (de otra forma) la situación que estabas viviendo en ese momento que se juntó con el desempleo, con la impotencia, el confinamiento”, refirió.

Añadió que la sociedad no ha aprendido a respetar las diferencias, sino que las ve como un factor para destruir. Abundó en que esta situación se presenta en la dinámica de las familias, por lo que, aunado al confinamiento, se ven afectadas la salud emocional y las relaciones con jóvenes.

“Las juventudes de ahora tienen otra visión. Ellos están dispuestos como a poder respetar las diferencias, porque no todo lo que se dice de los jóvenes es verdad, hay un prejuicio y un estigma que les afecta. (…) Lo que ellos nos comentan es que, cuando ellos tengan una nueva familia, van a educarla de una manera diferente: libre de prejuicios, libre de violencia”, subrayó.

Puntualizó que los padres deben potencializar el diálogo con los jóvenes, quienes, enfatizó, se reconstruyen de manera positiva.

Normal, que personas en confinamiento se sientan deprimidas: psicólogo