Entre chismes y campanas 16 de julio

A 13 países donó el Papa ventiladores

Sobre los ventiladores que el Nuncio Apostólico en México, monseñor Franco Coppola, entregó al gobernador Francisco Domínguez, la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) informó que fue a través de la Limosnería Apostólica de la Santa Sede, que el Papa Francisco decidió donar equipos médicos a distintos países, de los cuales México fue uno de los beneficiados, con tres respiradores pulmonares, tres bombas de infusión volumétrica y un oxímetro.

El material fue entregado a la Nunciatura Apostólica y puesto a disposición del presidente de la República, “para que, en su calidad de jefe de Estado, estableciera el destino de este don del Santo Padre”; el director general del Insabi, Juan Antonio Ferrer, destinó los dispositivos a Querétaro.

El pontífice donó 35 respiradores en total: cuatro a Haití, dos a República Dominicana, dos a Bolivia, cuatro a Brasil, tres a Colombia, dos a Ecuador, tres a Honduras, cuatro a Venezuela, dos a Camerún, dos a Zimbabwe, dos a Bangladesh, dos a Ucrania y tres a México, cuyo destino será el Hospital General de San Juan del Río.

Detienen a policías de Edomex

Que elementos de la Secretaría de Seguridad Pública de San Juan del Río efectuaron un operativo en las proximidades del Barrio de la Cruz, donde se detectó a dos unidades policiales de un municipio del Estado de México, cuyos elementos dijeron que realizaban una diligencia, pero como no tenían documentos de colaboración que lo avalaran, ni la portación de armas de fuego en Querétaro, fueron detenidos.

Ahí nomás tras lomita…

Que nuestro vecino estado de Guanajuato es el más peligroso para la profesión de policía, aseguró Causa en Común: “En 2019, se contabilizaron al menos 76 policías asesinados, mientras que, en lo que va del presente año, suman 61, una quinta parte de los policías asesinados en todo el país”.

Expuso que una revisión hemerográfica arrojó que en el primer semestre del año hubo -al menos- 200 eventos con alguno de estos criterios: homicidios de tres individuos o más, actos violentos contra personas vulnerables (defensores de derechos humanos, activistas, menores de edad, políticos, periodistas y funcionarios); o bien, “se provocó la muerte por laceración o maltrato extremo, feminicidio agravado, descuartizamiento, linchamiento, mutilación, tortura, esclavitud, violación agravada o profanación de cadáveres”.