Desarrolladores deben cumplir con exigencias para proteger áreas naturales

Autoridades municipales, estatales y federales trabajan en áreas naturales como El Cimatario y El Tángano para proteger a las especies animales y vegetales

El municipio de Querétaro es y será exigente con los desarrolladores a los que, en otros momentos, les fueron autorizados usos de suelo en zonas colindantes con áreas naturales protegidas; así lo manifestó el secretario de Desarrollo Sostenible de la capital queretana, Genaro Montes Díaz, luego de señalar que la actual administración cuida que todos los desarrollos que están edificando con colindancias a espacios de protección cumplan con todos los permisos y requisitos a nivel federal, estatal y municipal.

“Hay lugares que fueron autorizados, pero para no afectar en estas zonas o que colindan con áreas naturales que puedan tener ecosistemas, se les piden muchos requisitos para mitigar: zonas de amortiguamiento de hasta 20 metros, medidas de compensación. Entonces, estamos muy de la mano con instancias estatales y federales para evitar que se afecten áreas protegidas o que tengan un valor ambiental”, señaló.

Los pasos de fauna -dijo- son una responsabilidad del desarrollador, aunque con la coordinación de los tres órdenes de gobierno para garantizar que haya pasos naturales y seguros para los animales silvestres. Incluso, afirmó que se trabaja en zonas como El Cimatario o El Tángano para proteger las especies y evitar la caza o que sean atropellados.

Genaro Montes sostuvo que todas las áreas que están sujetas a protección ecológica dentro de la demarcación son espacios que no se tocan y que no están autorizados para realizar ningún tipo de actividad.

Para concluir, el funcionario recordó que el Ayuntamiento de Querétaro ya ha revocado cuatro de los cinco cambios de uso de suelo que se tenían identificados que invadían un área natural protegida.

Advierten peligro para Áreas Naturales Protegidas por presión inmobiliaria