CDMX pasa a semáforo naranja el lunes 29 de junio: Sheinbaum

En conferencia virtual, explicó que los criterios que se tomaron es que en los últimos 15 días se registró una disminución de hospitalizados y entubados

La Ciudad de México estará a partir de la siguiente semana en color naranja del semáforo epidemiológico, con ello vendrá la reactivación de más actividades económicas, informó la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo.

En conferencia virtual, explicó que los criterios que se tomaron es que en los últimos 15 días se registró una disminución de hospitalizados y entubados.

En ese sentido, detalló las actividades que podrán abrir de manera paulatina: el lunes 29 de junio comercio al menudeo, además las trabajadoras del hogar podrán volver a trabajar, además ya se tendrá permitido realizar actividades deportivas al aire libre siempre y cuando no sean en equipo; el martes 30 podrán abrir los negocios del Centro Histórico, ésta zona contará con un programa especial de apertura; mientras que el miércoles 1 de julio podrán abrir hoteles al 30 por ciento de capacidad y restaurantes a 30 por ciento, también aquellos establecimientos de comida que tengan espacios al aire libre podrán hacerlo al 40 por ciento.

El jueves 2 de julio podrán volver a operar tianguis, mercados sobre ruedas y bazares; el viernes 3 estéticas, peluquerías y salones de belleza cuidando que no se llenen sus locales; y hasta el lunes 6 podrán operar las tiendas departamentales al 30 por ciento de capacidad.

Sheinbaum Pardo precisó que seguirán cerrados los servicios religiosos, cines, teatros, reuniones recreativas, salas de conciertos, museos, parques de diversiones, oficinas y corporativos de diversos servicios, así como escuelas y centros educativos, casinos, baños públicos, gimnasios, cantinas, bares y antros; todavía quedan prohibidos los eventos deportivos, así como los eventos en salones de fiestas.

Las actividades que operen en este color tendrán verificaciones más estrictas; en caso de que no cumplan las medidas recibirán primero una advertencia, si reinciden habrá una sanción y en caso de que vuelvan a omitir cuidados, entonces serán clausurados.

De acuerdo con la mandataria, habrá una serie de reglas básicas para las actividades que estén abiertas en semáforo naranja: los trabajadores deberán usar cubrebocas y caretas de manera obligatoria, en negocios mayores a cinco trabajadores deben haber filtros sanitarios; también se debe orientar la Sana Distancia, y uso de gel antibacterial.

También las empresas deben registrarse de manera obligatoria en el portal de reactivación de la urbe, si en un centro laboral hay más de 30 trabajadores se deben hacer pruebas, hay que informar a Locatel sobre casos positivos, trabajadores que den positivo se deben resguardar al igual que los casos sospechosos, y la más importante nadie puede ser despedido por estar enfermo del Covid-19.

La jefa de Gobierno precisó que si la Ciudad de México regresa a una situación de tener hospitalizados por encima del 65 por ciento, se tendrán que cerrar actividades nuevamente; en ese sentido, pidió a la población ser más cuidadosa para evitar los escenarios que se han presentado en otras urbes, donde por la reapertura se han registrado más contagios.

“Cambiar a color naranja no significa que la pandemia haya terminado (…) queremos seguir contando con la responsabilidad de todos», afirmó.

En comunidades indígenas, hasta 77 muertes por Covid-19