¿Qué cualidades enseñas a tus hijos? (parte 1)

Seguramente los padres y madres de familia nos hemos preguntado en más de una ocasión: ¿qué cualidades y valores les estoy enseñando a mis hijos para que sean mejores personas? Si bien estas virtudes presentarán variaciones de una familia a otra, son más o menos las mismas entre los mexicanos y quizá muy diferentes a las de otras naciones.

La Encuesta Mundial de Valores permite comparar los valores sociales más apreciados en diferentes partes del mundo. Es considerada la más importante de su tipo, pues periódicamente se aplica en aquellas naciones en las que reside el 90 por ciento de la población del planeta.

Una de las preguntas más relevantes planteadas en la encuesta es: “¿qué cualidades cree usted que deberían ser alentadas en los niños?”. Las más mencionadas a nivel global fueron independencia, sentido de responsabilidad, imaginación, hábito del ahorro, fuerza de voluntad, respeto y tolerancia, laboriosidad, fe religiosa, generosidad, obediencia y autoexpresión.

Te comparto, lectora / lector, lo que respondieron los mexicanos encuestados y de qué manera sus respuestas se asemejan o difieren de las expresadas por los respondientes en otras partes del mundo.

RESPETO Y TOLERANCIA. Respetar es reconocer y valorar la dignidad de las otras personas, y la tolerancia supone admitir que, si bien somos diferentes, es necesario mostrar respeto hacia todos los puntos de vista a pesar de no estar de acuerdo con ellos. De ahí la importancia de enseñarle a la niñez que ambas cualidades nos facultan a convertirnos en seres humanos abiertos a la diversidad y a la diferencia.

Esta cualidad fue la más mencionada por los mexicanos encuestados (78 por ciento). Los españoles coincidieron con nosotros (74 por ciento), si bien el 86 por ciento de los colombianos y el 82 por ciento de los chilenos nos superaron en este sentido, a diferencia de los argentinos (solo el 58 por ciento la mencionó).

RESPONSABILIDAD. Ser responsable supone ejercer la capacidad de cumplir con nuestros compromisos concretos. Los niños aprenden la responsabilidad colaborando con las tareas de la casa y cumpliendo con sus deberes en la escuela. Se les enseña así a valorar las normas sociales y volverse conscientes de sus obligaciones.

Este valor fue el segundo más relevante para los mexicanos (el 75 por ciento lo mencionó). Los brasileños, los ecuatorianos y los españoles piensan parecido a nosotros (78 por ciento). Sin embargo, es aún más apreciado en otras regiones del orbe, como Holanda (91 por ciento), Japón (87 por ciento) y Suecia (82 por ciento).

OBEDIENCIA. Obedecer es respetar y escuchar con atención a las figuras de autoridad (padres, maestros, personas mayores) y cumplir su voluntad. Una niña o niño obediente sabe acatar y responder a una instrucción y realizar una tarea o actividad solicitada.

Este fue el tercer valor más mencionado por los mexicanos (54 por ciento). Varios países latinoamericanos piensan de manera similar a la nuestra: Ecuador (59 por ciento), Perú (52 por ciento) y Brasil (51 por ciento). Llama la atención que en Japón esta cualidad no se tiene en tan alta estima (solo el cinco por ciento de los encuestados la mencionó).

Bibliografía: http://www.worldvaluessurvey.org, https://definicion.mx