Uso de dexametasona, sólo para casos críticos de Covid-19: OMS

Los voceros del máximo organismo para la salud advirtieron que la dexametasona solamente es efectiva en pacientes con asistencia respiratoria

El medicamento esteroide común dexametasona ha demostrado tener resultados favorables en la recuperación de pacientes infectados con Covid-19 en condiciones severas.

Es capaz de reducir en una sexta parte la mortalidad en pacientes que son auxiliados por una máscara de oxígeno y han reducido en un tercio la tasa de mortalidad en pacientes que han tenido que recibir asistencia de un ventilador. Sin embargo, este medicamento no ha tenido efectos benéficos para aquellos pacientes que no requieren ayuda para la respiración.

Así lo confirmó el doctor Tedros Adhanom, director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), durante la conferencia global de este miércoles, en la cual, el doctor Michael J. Ryan, director ejecutivo del Programa de Emergencias Sanitarias, consideró pertinente externar precisiones, advertencias y lineamientos sobre el uso de dexametasona:

“Es sumamente importante que este medicamento se use bajo supervisión médica, no es para casos leves ni es para la prevención, es una droga antiinflamatoria muy, muy potente, que puede rescatar pacientes de condiciones bastante serias, cuyos pulmones puedan estar demasiado inflamados. Permite a los pacientes seguir administrando oxígeno a la sangre desde los pulmones en un periodo sumamente crítico. No es un tratamiento para el virus en sí ni es una prevención para él. De hecho los esteroides, particularmente los más poderosos, están asociados con la replicación viral, pueden facilitar la división y replicación del virus en el cuerpo humano. Es por eso que es importante que esta droga esté reservada para los pacientes críticos que puedan beneficiarse con ella de manera efectiva”, advirtió.

Sobre el uso de hidroxicloroquina, la doctora Ana María Henao Restrepo, coordinadora del Departamento de Vacunas y Productos Biológicos de Inmunización, compartió que, de acuerdo con las evidencias de tres métodos distintos de evaluación de efectividad, se demostró que este medicamento, si se compara con los procedimiento estándar de tratamiento de Covid-19, no presenta evidencia de la reducción de mortalidad de los pacientes.

Refirió que el equipo del proyecto Solidarity, de la OMS, se ha reunido en diversas ocasiones con el equipo de investigadores del proyecto Recovery, el cual es dirigido por especialistas de la Universidad de Oxford, y finalmente este día han deliberado que la hidroxicloroquina será retirada de los proyectos de tratamiento de Covid-19 que estos encabezan, pero refirió que esto no indica que el resultado sea definitivo para toda la comunidad científica e instó a continuar las pruebas de parte de los expertos para identificar si hay alguna funcionalidad del medicamento en casos específicos.

Un estudio reveló que la dexametasona reduce la mortalidad en pacientes graves de COVID-19