Restricción a centros religiosos no limita la libertad de culto: Secretaría de Salud

La directora de los Servicios de Salud del estado de Querétaro explicó que la medida de limitar a 25% el aforo de los centros religiosos busca mantener la sana distancia

Con la disposición de reducir al 25 por ciento el aforo de personas a los centros de culto, no se ha limitado esta libertad, además de que existe comunicación con líderes religiosos, quienes han comprendido que, durante la emergencia sanitaria por COVID-19, en estos establecimientos es posible que se relajen las medidas de prevención del coronavirus.

Así lo dijo la directora de Servicios de Salud estatal, María Martina Pérez Rendón, al preguntarle sobre las declaraciones de la diputada local por el Partido Encuentro Social Elsa Adané Méndez Álvarez, en el sentido de que dirigirá un escrito al Poder Ejecutivo del estado para solicitar respeto a la soberanía religiosa y que no intervenga en la vida interna de las asociaciones religiosas, entre otros temas.

“Participar en el evento religioso, estar cantando, implica que se estén expidiendo una mayor cantidad de gotitas de secreciones y de saliva que pudieran estar contagiando alrededor; no sabemos el que las superficies pudieran quedarse contaminadas, y si las tocamos, pudiéramos arrastrar virus o bacterias y estarnos infectando. Los líderes lo han comprendido muy bien, en ningún momento se ha limitado el derecho de la población a profesar su culto”, explicó.

Agregó que la medida busca preservar la sana distancia.

En cuanto a la determinación del gobierno federal de mantener en rojo a Querétaro en el semáforo epidemiológico, mientras que el estado lo cambió a naranja, Pérez Rendón sostuvo que no existe una contradicción, pues hay comunicación estrecha con ese nivel de gobierno y continuará la coordinación con la federación.

Sobre la plataforma de vigilancia epidemiológica para las empresas, mencionó que, hasta el momento, no se han registrado casos graves de infección respiratoria grave y los reportados se han canalizado a su domicilio, además de que no hay brotes de COVID-19 en las compañías.

Añadió que el alcalde de Querétaro, Luis Bernardo Nava Guerrero, presenta un cuadro leve de coronavirus y está en su domicilio.

Querétaro pasará a semáforo naranja el 17 de junio, anuncia Gobernador