Corea del Norte destruye oficina de enlace con Corea del Sur en Kaesong

El régimen comunista de Corea del Norte cumplió su amenaza de hacer explotar la oficina conjunta de enlace con el Gobierno de Corea del Sur, ubicada en la ciudad fronteriza de Kaesong

En un hecho que representa una escalada más de las tensiones políticas, diplomáticas y militares en la península coreana, el régimen comunista de Corea del Norte destruyó la oficina conjunta de enlace con el Gobierno de Corea del Sur, ubicada en la ciudad fronteriza de Kaesong.

De acuerdo con el Ministerio de Unificación de Corea del Sur, el Ejército Popular de Corea del Norte hizo estallar dicho inmueble aproximadamente a las 02:49 de la tarde de este martes 16 de junio, hora local de la península coreana; en medio de la creciente confrontación entre ambos países asiáticos técnicamente todavía en guerra.

Previamente, la agencia surcoreana de noticias Yonhap informó que se escuchó una explosión seguida de una columna de humo en la ciudad fronteriza de Kaesong, donde se ubica un complejo industrial de empresas surcoreanas en territorio norcoreano.

El estallido se produjo después de que Kim Yo-Jong, quien es hermana del líder supremo de Corea del Norte, Kim Jong-Un; amenazara –el pasado sábado 13 de junio– con hacer explotar la oficina conjunta de enlace intercoreano. “En poco tiempo, se verá una escena trágica de la inútil oficina conjunta de enlace Norte-Sur”, dijo entonces.

Durante los últimos días, Pyongyang ha amenazado a Seúl por no impedir que desertores y activistas envíen panfletos y propaganda antinorcoreana, por medio de globos, hacia su territorio desde suelo surcoreano.

La oficina conjunta de enlace intercoreano fue establecida en septiembre de 2018, cuando se dieron pasos hacia el intercambio y cooperación entre las dos naciones asiáticas; sin embargo, las relaciones entre Seúl y Pyongyang se han deteriorado de nueva cuenta desde hace algunas semanas.

Como consecuencia de la pandemia de COVID-19, las actividades de dicho complejo intercoreano habían estado suspendidas desde enero pasado; no obstante, la situación se agravó a partir de la semana pasada, cuando el régimen comunista de Corea del Norte calificó al Gobierno de Corea del Sur como su “enemigo”.

A raíz del envío de globos con panfletos y propaganda antinorcoreana desde territorio surcoreano, Pyongyang había amagado con cortar todas las líneas de comunicación con Seúl. Dicha amenaza se ha materializado con la destrucción de la oficina conjunta de enlace intercoreano.

Corea del Norte amenaza con abandonar acuerdo militar intercoreano