Por desplome de donación de sangre, urge aumentar reservas de plasma: ISSSTE

Durante los 3 meses y medio de la emergencia sanitaria en México por la pandemia de COVID-19, el ISSSTE ha registrado una reducción de 80% en la donación de plasma de sangre

A tres meses y medio de trabajo frente a la pandemia por COVID-19 en 112 unidades médicas, el director general del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), Luis Antonio Ramírez Pineda, apeló a la solidaridad social y exhortó a la población sana a convertirse en donadores altruistas de sangre, para ayudar a salvar vidas.

En el marco de una campaña por el Día Mundial del Donante de Sangre, que se conmemora el 14 de junio, el titular del organismo destacó la necesidad de aumentar las reservas de plasma a nivel nacional.

Para tal efecto, invitó a mayores de 18 años con buena salud, sin factores de riesgo, ni síntomas sospechosos o confirmados del coronavirus, a acudir al hospital más cercano de su domicilio, para donar.

Esto con el fin de mantener, en lo que resta de la contingencia sanitaria, reservas suficientes de este insumo terapéutico, determinante para la estabilidad de la salud y la preservación de la vida de muchos pacientes, afirmó el titular del ISSSTE.

A los potenciales candidatos, especialmente jóvenes, les dijo: «enfermos de cáncer, víctimas de accidentes, mujeres con urgencias obstétricas y hasta recién nacidos prematuros, necesitan y esperan su ayuda».

Por su parte, la jefa del Banco de Sangre del Hospital Regional «Gral. Ignacio Zaragoza» y hematóloga, Annel Martínez Ríos, informó que «todos los requerimientos de transfusiones de los derechohabientes se han podido atender, pese a una baja significativa de 80 por ciento en la donación de plasma, durante la contingencia por el nuevo coronavirus».

Dio a conocer que en enero de 2020 obtuvieron en ese Hospital 925 donaciones, cifra que en mayo bajó a 188. Cabe aclarar que la sangre obtenida en cada donación se divide en sus componentes y éstos se transfunden de acuerdo con las necesidades de los pacientes.

En cuanto al requerimiento de los enfermos, la hematóloga refirió que en enero de este año se transfundieron mil 382 unidades, cifra que contrasta con las 308 unidades transfundidas en mayo, lo que representa una reducción del 72 por ciento.

Hasta ahora, puntualizó, «nos hemos mantenido en el límite de disponibilidad de componentes hematológicos, pero es momento de alentar la donación altruista para incrementar las reservas».

«Quiero decirle a la población sana que puede acudir con confianza a donar al Banco de Sangre del Hospital Regional ‘Gral. Ignacio Zaragoza’. Aquí aplicamos todas las medidas de bioseguridad, higiene exhaustiva, sanitización de superficies, sana distancia y uso adecuado de equipos de protección», enfatizó.

En nuestro Banco de Sangre, puntualizó, los donantes voluntarios tienen trato preferencial, no hacen filas y pueden solicitar cita programada al 5716 5200, extensión 16861.

Hasta el momento, las necesidades de plasma han sido para pacientes con anemia clásica, linfomas, leucemia, cáncer gástrico, insuficiencia renal crónica, sangrado de tubo digestivo, urgencias gineco-obstétricas, fracturas de fémur y cadera, así como para bebés prematuros que requieren algún hemo componente, detalló la especialista.

Gobierno federal obligado a dotar de insumos a trabajadores del ISSSTE: diputada