Llega a México cuarto avión con equipo médico proveniente de China

En la Terminal 1 del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, aterrizó un avión de Aeroméxico con más de 2 millones de cubrebocas y 46 mil gafas de protección enviados por China

El cuarto avión con un cargamento de insumos médicos comprado por el Gobierno de México a China para enfrentar la emergencia sanitaria por el COVID-19, llegó esta noche al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM).

En una plataforma remota de la Terminal 1 arribaron 2 millones 916 mil cubrebocas quirúrgicos y más de 46 mil 600 goggles, provenientes de la ciudad de Shanghái, para complementar el abasto nacional y proteger a los trabajadores de la salud que hacen frente a la pandemia.

El avión de Aeroméxico, matrícula XA-AMX, partió la mañana del domingo del Aeropuerto Internacional de Pudong, como parte del vuelo AM 9835 PVG-MEX, y después de arribar a suelo mexicano, a las 20:15 horas, los insumos fueron mostrados a los medios de comunicación para corroborar lo que se recibe y evitar confusiones con otro equipo adquirido también en el país asiático.

Los cubrebocas y goggles serán repartidos a todas las instituciones de salud y a todas las entidades federativas, agregó el funcionario, aunque se le dará prioridad a las zonas del país con mayores casos de la nueva cepa de coronavirus.

A su vez, Martha Delgado Peralta, subsecretaria de Relaciones Exteriores, expuso que todavía faltan unos de 14 vuelos a China para traer equipo e insumos, con dos o tres viajes a la semana.

El costo del vuelo, erogado por el Gobierno Mexicano, fue de 170 mil dólares, el cual pagó a Aeroméxico al costo, sin obtener ganancias, ya que cada viaje está cotizado en más de 400 mil dólares, explicó la funcionaria federal.

Cada avión, proveniente de México, permanece en suelo chino unas tres horas. La tripulación, personal aeroportuario y de empresas de logística trabajan de manera rápida para que los insumos médicos viajen a la Ciudad de México lo antes posible, destacaron las autoridades.

China rechaza que haya creado el virus del COVID-19 en un laboratorio